Si pudiéramos ser algo más que polvo y energía...

He sabido quererte cuando menos te lo has merecido y no he sabido mentirte cuando lo he necesitado. Hemos hecho planes sin sentido para un futuro a largo plazo y gritamos nuestros deseos en voz alta para que llegaran a oírlo las estrellas fugaces. Nunca te he cogido de la mano, ni he caminado a tu lado medio abrazada a tu cintura, pero lo he deseado tantas veces que es casi como si fuera una costumbre para mí. He aquí el punto álgido de la situación. Yo imagino, yo deseo, yo te quiero. Yo sufro, yo me callo, yo me muero. ¿Hasta cuándo? Hasta el día que salga en las noticias detenida con cuarenta cargos, de tantas locuras que he hecho y voy a hacer por ti. Yo no soy de las que se rinden aunque se vean al borde del precipicio, soy de las que luchan hasta que caen, se pegan la ostia, y se destrozan del todo.

Comentarios

  1. Aplausos por eso... el final me gusto mucho...
    Saludos... ñ_ñ

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares